Posteado por: lacarpinteriateatro | septiembre 3, 2010

El sistema de la víctima – Mónica Cabrera

EL SISTEMA DE LA VICTIMA
De Mónica Cabrera
Miércoles y Sábados  21 hs.

FICHA TÉCNICA
Texto, Dirección y Actuación
: Mónica Cabrera.

Asistencia de Dirección: Ana Bonet
Fotografía: María Eugenia Cabello
Diseño Gráfico: Claudio Martini.
Escenografía y Vestuario: Bonet – Cabrera –  Martini.
Producción General: The Cabrera’s Company.
Producción Ejecutiva: La Mosca Blanca.

SINOPSIS
El sistema de la víctima
. En su tercer unipersonal, Mónica Cabrera reflexiona con humor sobre un mal que aqueja a la población: la sensación de ser víctimas. De no poder contra las circunstancias, o de no poder contra una naturaleza secreta que nos obliga a la queja. En alguna instancia de nuestras vidas nos sentimos víctimas de la injusticia, marionetas a las que la mala fortuna empuja al fracaso.

Los personajes:
Son seis mujeres que se enfrentan a circunstancias desfavorables que las abaten.
Rosamary ha sido abandonada ante el altar por el pinche cabrón de su concubino y padre de sus hijos. No va a llorar; lo busca para matarlo.
Felicidad, una anciana a la que su tío le hizo perder un pie bromeando.
Próspera, descubrió en su terapia que no tiene suerte. Atraviesa una crisis suicida, pero nadie mira hacia la cornisa desde la que intenta arrojarse.
Bienvenida, está en ataque de pánico permanente por las amenazas de la calle y la creciente inseguridad de la gran ciudad.
Máxima dio algunas señales raras a su familia, e inmediatamente su marido la internó en un psiquiátrico.
Amparo, es la cantante de tangos que se disfrazó de enana para lograr un puesto de trabajo en el que pedían una cantante de tangos… enana. Con humor, algunos tangos –de victimas, claro-  y con sus infinitos recursos actorales, Mónica Cabrera monta este espectáculo, que escribió en el momento de nuestra historia en el que parecía que el país se hundía para siempre. Uno de los tantos momentos en el que todos fuimos víctimas. El grito que sintetiza el sistema de la víctima es: “Y ahora, ¿quién vendrá a socorrernos?”

NOTAS
LA NACION – Carlos Pacheco
Seres patéticos en un mundo revuelto – Profunda y oscura – 

El sistema de la víctima vuelve a demostrar las cualidades de Mónica Cabrera como observadora de la realidad que la circunda. Su mirada es profunda y sus conclusiones, muy críticas y oscuras. La importante cuota de humor que agrega posibilita sobrellevar esa realidad con menos dolor y hasta sentir algo de piedad por esos personajes.

LINK A ESTA NOTA: http://www.lanacion.com.ar/entretenimientos/nota.asp?nota_id=876319

AMBITO FINANCERO Por Patricia Espinosa
Mónica Cabrera: humor desbordante (y feroz)

Mónica Cabrera arremete con una nueva selección de personajes femeninos que sorprenden por la agudeza de sus monólogos y su complejo perfil psicológico. Cabrera es una gran observadora de la conducta humana y en sus últimos espectáculos ha interpretado a mujeres, de todo tipo y condición,  con un humor irresistible.

“El sistema de la víctima” reúne a seis criaturas en crisis que sobreviven como pueden a las difíciles condiciones de vida que impone la sociedad actual.

RADAR / PAGINA 12Carolina Prieto
No te hagas la víctima

Una mexicana abandonada en el altar por su marido escupe, arma en mano y en alucinado spanglish, un odio visceral hacia el padre de sus hijos, harta además de lavar vidrios en los rascacielos de Manhattan; una joven desencantada con la vida y con el psicoanálisis (acaso esperaba una explicación científica para sus conflictos y no un simple “la verdad, usted no tuvo mucha suerte” de parte de su terapeuta) en pleno intento de suicidio; una paranoica alterada por la inseguridad, sin remanso ya que todo la aterra (desde los transeúntes, el empleado del videoclub o un tibio rayo de sol, que provocará ¡obviamente! un melanoma), por lo cual vive encerrada sin atender ni los llamados de su propia familia. También circulan una anciana gagá, tilinga y muy venida a menos, que articula desde su silla de ruedas mitad en inglés mitad en castellano; una cantante de tango sin más remedio que camuflar su altura y hacerse pasar por enana para ingresar a un circo (¡canta como los dioses!); y, la sexta mujer en crisis, una inquietante madre de familia, acosada por múltiples voces internas, ingresada de motu propio en un psiquiátrico. Todas ellas son una: Mónica Cabrera, verdadero camaleón escénico.

¡NO TE HAGAS LA VÍCTIMA! – Edith Scher
Espectáculo El sistema de la víctima

“No soy una víctima”, dicen varias integrantes de este sistema. Sí señor: parece ser que existe un sistema para aquellos que se erigen en víctimas. O quizás el hecho de ser víctimas implique formar parte de un sistema ¿O será que el sistema es el que nos convierte en víctimas? ¡Qué lío! ¡Vaya una a saber!

El sistema de la víctima sorprende con una actriz inteligente, que combina  una actuación de fuerte caracterización, con el ingenio sutil de un texto, que, sin subrayar,  logra reírse del dolor, como un modo de volver más soportable la desgracia ¿Será así, nomás, o me estaré haciendo la víctima?

REVISTA IMPERIO GLucho Bordegaray
El sistema de la víctima

Mónica Cabrera pone las dosis adecuadas de desmesura, angustia, ridiculez, desamparo y, por supuesto, comicidad. En todas ellas construye un riquísimo universo íntimo que es el que explica y sostiene a cada uno de esos personajes que sólo tendrán unos pocos minutos de vida ante nuestros ojos.

Especialidad de la casa: las mujeres que nacen de su talentosa inventiva vienen robándonos risas, asombro y admiración desde hace tiempo, como en sus anteriores espectáculos “El Club de las Bataclanas” y “Arrabalera, mujeres que trabajan


Anuncios

Categorías